negocio online

Desde el año 2008, la palabra “crisis” se ha convertido en un elemento habitual de nuestro paisaje mediático.
Estos últimos años han ido creciendo las necesidades económicas de las personas, a medida que se reducía su acceso a apoyos económicos o fuentes de financiación.

A pesar de esta situación difícil, los españoles se están volviendo cada vez más solidarios.

Las ONG españolas destacan que sus socios regulares han crecido un 10% y junto con los donantes puntuales ya son 7,5 millones de personas que apoyaron a las ONG.  Al mismo tiempo, el número de voluntarios que colaboran con organizaciones atendiendo a los colectivos más vulnerables de la población española ha aumentado en un 20%.

Paralelamente a esto, la solidaridad también está sufriendo una transformación, pues los intereses de las personas están cambiando.

La desigualdad

Cruz Roja inició a finales de 2012 la campaña “Ahora más que nunca”, la primera de su historia para pedir ayuda para los pobres de España.

negocio online

Las propias organizaciones destacan, que la situación económica española ha hecho que una gran parte de la ciudadanía está interesada en que la ayuda se quede en España y no  tanto en la cooperación internacional.

El desarrollo de proyectos en los “países del sur”, coexiste con la necesidad de solventar el creciente problema de la desigualdad, allí donde se presente:  En otro país, en nuestra ciudad o incluso en nuestro propio barrio.

La transparencia y rendición de cuentas son claves

Los donantes están pidiendo más transparencia y más proximidad. Quieren saber cómo se utiliza su dinero y favorecen la donación a proyectos concretos y cercanos.

Así mismo exigen rendición de cuentas y conocer el desarrollo de los proyectos financiados a corto y medio plazo.

Donación-Proyecto vs Donación-ONG

Tradicionalmente el donante está ligado a una ONG mediante el compromiso de una cuota anual. De esta manera el donante no es capaz de elegir el proyecto al que quiere que vaya destinada su aportación.

Las ONG deben permiten que los donantes escojan los proyectos con los que quieran vincularse, tanto de proximidad como de cooperación internacional.

Incorporar la solidaridad en el día de las personas

La idea-fuerza “Ayudar a los demás te hace sentir mejor”, está presente desde tiempos remotos.  El filósofo de raíces cordobesas Séneca decía: “Sé útil primero a los demás, si quieres ser útil a ti mismo”.
La solidaridad debería estar presente en los hábitos cotidianos de las personas, mediante pequeños gestos, tanto para ayudar a los demás, como a uno mismo a través del propio gesto.

Para esto es necesario aumentar los puntos de contacto de las personas con las iniciativas solidarias, estando presentes en su entorno próximo y formando parte de sus  acciones cotidianas.

El papel de las empresas

Las empresas desean incorporar la vertiente solidaria para mejorar su relación con sus grupos de interés (clientes, empleados, proveedores, accionistas).

El redondeo de las transacciones económicas en favor de un proyecto solidario, es a priori una buena forma de incorporar la solidaridad en el día a día.

Se necesitan nuevas iniciativas que mejoren los puntos de contacto para ser solidario, tanto físicos (donación en tienda) como Online.

Estas empresas se dedican a negocios varios y no a desarrollar proyectos solidarios. Por este motivo, es  necesario que aparezcan organizaciones o empresas que provean soluciones tecnológicas que permitan integrar el apartado solidario en sus transacciones comerciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *